<![CDATA[ Hogar La Granja - Devocional]]>Mon, 25 Jan 2016 15:03:08 -0800Weebly<![CDATA[calma...]]>Thu, 31 Dec 2015 22:49:13 GMThttp://hogarlagranja.weebly.com/devocional/calma​Después del 11 de septiembre, una compañía invitó a los miembros que quedaban de otras compañías que habían sido afectadas por el ataque de las Torres Gemelas, para compartir su espacio disponible de oficina.
En una reunión de la mañana, el jefe de seguridad contó historias de por qué esta gente estaba viva … y todas tenían que ver con pequeños detalles, como habrán oído:
*Al director de la compañía se le hizo tarde porque era el primer día del kínder de su hijo.
*Otro compañero estaba vivo porque le tocaba llevar los donuts.
*Una mujer se retrasó porque su despertador no sonó a tiempo.
*A uno se le hizo tarde porque se quedó atorado en la carretera en la que había un accidente.
*A otro se le fue el autobús.
*Alguien le tiró comida encima y tuvo que tomarse el tiempo para cambiarse.
*Uno tuvo un carro que no arrancó.
*Una se regresó a contestar el teléfono.
*¡Otra tuvo un bebé!.
*Otro no consiguió un taxi.
*El que más me impresionó fue un señor que se puso un par de zapatos nuevos esa mañana, pero antes de llegar al trabajo le había salido una ampolla. Se detuvo en la farmacia por un curita. Por eso está vivo hoy.
Ahora, cuando me quedo atorada en el tráfico… pierdo un elevador… me
regreso a contestar un teléfono … todas esas cosas que me desesperan, pienso: Este es el lugar exacto en el que Dios quiere que esté en este preciso momento.
La próxima vez que tu mañana te parezca enloquecedora… los niños se tarden en vestirse … no logras encontrar las llaves del coche… te topas con todos los semáforos en rojo… no te enojes ni te frustres; Recuerda que Dios está trabajando cuidándote.
Que Dios siga bendiciéndote con todas esas pequeñas cosas desesperantes y que logres recordar el propósito que tienen!!
 
1 Pedro 5:7
Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.


]]>
<![CDATA[El eco]]>Mon, 02 Nov 2015 22:57:10 GMThttp://hogarlagranja.weebly.com/devocional/el-ecoUn hijo y su padre estaban caminando en las montañas. De repente, el hijo se cayó, se lastimó y gritó: "AAAhhhhhhhhhhhhhhh ! ! !".

Para su sorpresa, oyó una voz repitiendo, en algún lugar en la montaña:
"AAAhhhhhhhhhhhhhhh ! ! !"

Con curiosidad, el niño gritó: ¿Quién eres tú? Recibió de respuesta: ¿Quiéneres tú? Enojado con la respuesta, gritó: "Cobarde" Recibió de respuesta:"Cobarde" Miró a su padre y le preguntó: ¿Qué sucede? El padre sonrió y dijo: "Hijo, presta atención" Y entonces el padre gritó a la montaña: "Te admiro" La voz respondió: "Te admiro" De nuevo el hombre gritó: "Eres un tonto" La voz respondió: "Eres un tonto" El niño estaba asombrado, pero no entendía.

Luego el padre explicó: "La gente lo llama ECO, pero en realidad es la VIDA…Te devuelve todo lo que dices o haces… Nuestra vida es simplemente reflejo de nuestras acciones. Si deseas más amor en el
mundo, crea más amor a tu alrededor… Si deseas más competitividad en tugrupo, ejercita tu competencia… Esta relación se aplica a todos los aspectos de la vida… La vida te dará de regreso exactamente aquello que tú le has dado. "Tu vida no es una coincidencia… Es un reflejo de ti"

Alguien dijo: "Si no te gusta lo que recibes de vuelta, revisa lo que emites"

Gálatas 6:7

“No os engañéis: Dios no puede ser burlado: que todo lo que el hombre sembrare, eso también segará”.
Capellana Ximena Pacheco
]]>
<![CDATA[Carpintero]]>Mon, 26 Oct 2015 21:58:10 GMThttp://hogarlagranja.weebly.com/devocional/-carpinteroUn carpintero ya entrado en años estaba listo para retirarse. Le dijo a su jefe de sus planes de dejar el negocio de la construcción para llevar una vida más placentera con su esposa y disfrutar de su familia.

Él iba a extrañar su cheque mensual, pero necesitaba retirarse. Ellos superarían esta etapa de alguna manera.
El jefe sentía ver que su buen empleado dejaba la compañía y le pidió que si pudiese construir una sola casa más, como un favor personal.
El carpintero accedió, pero se veía fácilmente que no estaba poniendo el corazón en su trabajo. Utilizaba materiales de inferior calidad y el trabajo era deficiente. Era una desafortunada manera de terminar su carrera.
Cuando el carpintero terminó su trabajo y su jefe fue a inspeccionar la casa, el jefe le extendió al carpintero las llaves de la puerta principal. "ESTA ES TU CASA," DIJO, "ES UN REGALO PARA TI"
¡Qué tragedia! ¡Qué pena! Si solamente el carpintero hubiera sabido que estaba construyendo su propia casa, la hubiera hecho de manera totalmente diferente.
Así que, está en nosotros. Construimos nuestras vidas de manera distraída, reaccionando cuando deberíamos actuar, dispuestos a poner en ello menos que lo mejor. En puntos importantes, no ponemos lo mejor de nosotros en nuestro trabajo. Entonces con pena vemos la situación que hemos creado y encontramos que estamos viviendo en la casa que hemos construido. Si lo hubiéramos sabido antes, la habríamos hecho diferente. Piensa como si fueras el carpintero. Piensa en su casa. Cada día clavas un clavo, levantas una pared o edificas un techo.
Construye con sabiduría. Es la única vida que podrás construir. Inclusive si sólo la vives por un día más, ese día merece ser vivido con gracia y dignidad.
Tu vida ahora, es el resultado de tus actitudes y elecciones del pasado.
¡Tu vida mañana será el resultado de tus actitudes y elecciones hechas HOY!
 
Colosenses 3:17
"Y todo lo que hacéis, sea de palabra, o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre"
Capellana Ximena Pacheco
]]>
<![CDATA[El problema]]>Tue, 20 Oct 2015 02:39:43 GMThttp://hogarlagranja.weebly.com/devocional/el-problemaEn un castillo oriental se encontraron con la muerte de uno de sus guardianes y fue Preciso encontrar un substituto.

El gran Maestro convocó a todos los discípulos para determinar quién sería el nuevo centinela y con mucha calma dijo: "Asumirá el puesto quien resuelva el problema que voy a presentar"
Entonces, colocó una magnífica mesa en el centro de la sala con un jarrón de porcelana y una rosa de extraordinaria belleza en él, y dijo así:

"¡Aquí está el problema!"

Todos quedaron asombrados mirando aquella escena: un hermoso jarrón, una maravillosa flor en el centro.

¿Qué representaría? ¿Qué hacer? ¿Cuál es el enigma? En ese instante, uno
de los discípulos sacó una espada, miro al gran Maestro y a todos sus compañeros, se dirigió al centro de la sala y… ¡zaz!… destruyó todo de un solo golpe.

Tan pronto el discípulo retornó a su lugar, el gran Maestro dijo: "Usted será el nuevo guardián del Castillo". Aunque veas algo muy lindo, si hay un problema, precisa ser eliminado. Un problema es un problema y no podemos asumir riesgos.

Muchas personas cargan la vida entera con el peso de cosas que fueron importantes en el pasado y que hoy solo ocupan un espacio inútil en sus
corazones y mentes. Si el problema es un sentimiento de rencor o reproche que en algún momento te hizo daño, eso solo forma parte de un pasado.

Hay un proverbio chino que dice: "Para poder beber vino es necesario tirar primero el té"

Limpia tu vida, comienza por las gavetas, armarios, hasta llegar a las cosas que ya no tienen más sentido y que están ocupando espacio, que muchas veces, lejos de ayudarte, te hieren y te impiden tomar un curso diferente en tu vida.

El pasado sirve como lección, como experiencia, como referencia. El pasado sirve para ser recordado y no para ser revivido.
Usa las experiencias del pasado en el presente, para construir tu futuro.

2 Corintios 5:17
"De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas
pasaron; he aquí todas son hechas nuevas."

Capellana Ximena Pacheco
]]>
<![CDATA[Círculo del odio]]>Tue, 13 Oct 2015 20:45:03 GMThttp://hogarlagranja.weebly.com/devocional/circulo-del-odioUn importante señor gritó al director de su empresa, porque estaba enojado en ese momento.

El director llegó a su casa y gritó a su esposa, acusándola de que estaba gastando demasiado, porque había un abundante almuerzo en la mesa. Su esposa gritó a la empleada porque rompió un plato.La empleada dio un puntapié al perro porque la hizo tropezar.

El perro salió corriendo y mordió a una señora que pasaba por la vereda, porque estaba obstaculizando su salida por la puerta.

Esa señora fue al hospital para ponerse la vacuna y que le curaran la herida, y gritó al joven médico, porque le dolió la vacuna al ser aplicada.
El joven médico llegó a su casa y gritó a su madre, porque la comida no era de su agrado.

Su madre, tolerante y con un manantial de amor y perdón, acarició sus cabellos diciéndole: "Hijo querido, prometo que mañana haré tu comida favorita. Tú trabajas mucho, estás cansado y precisas una buena noche de sueño. Voy a cambiar las sábanas de tu cama por otras bien limpias y perfumadas, para que puedas  descansar en paz. Mañana te sentirás mejor."
Bendijo a su hijo y abandonó la habitación, dejándolo solo con sus  pensamientos…

En ese momento, se interrumpió el CÍRCULO DEL ODIO, porque chocó con la TOLERANCIA, la DULZURA, el PERDÓN y el AMOR.

Si usted es uno de los que ingresaron en un CÍRCULO DE ODIO, acuérdese que puede romperlo con TOLERANCIA, DULZURA, PERDÓN Y AMOR.

Proverbios 12:18 
"Hay quienes hablan como dando estocadas de espada: Mas la lengua de los sabios es medicina."

Proverbios 19:11 
"La cordura del hombre detiene su furor; Y su honra es disimular la ofensa"

Proverbios 15:1 
"La blanda respuesta quita la ira: Mas la palabra áspera hace subir el furor"

Proverbios 10:14
 "Los sabios guardan la sabiduría: Mas la boca del loco es calamidad cercana"
Capellana Ximena Pacheco]]>
<![CDATA[La Herida]]>Mon, 12 Oct 2015 15:55:34 GMThttp://hogarlagranja.weebly.com/devocional/la-heridaSiendo niño pertenecí al Movimiento Scout. Ahí nos enseñaban, entre
otras cosas, la importancia de la "Buena Acción" que consistía en realizar 
todos los días actos generosos y nobles, como recoger algún papel en la 
calle y botarlo en la papelera, ayudar en la casa a lavar platos, cuidar la 
fauna y la flora, ayudar a alguna persona anciana o impedida a cruzar la 
calle, etc. Me gustaba mucho cumplir esa tarea.

Un día caminaba por una calle de la ciudad y vi a un perro tirado en plena  vía sin poder moverse. Estaba herido, un carro lo había atropellado y 
tenía rotas las dos patas traseras, los vehículos le pasaban muy de cerca 
y mi temor era que lo mataran porque era imposible que él solo pudiera 
levantarse.

Vi allí una gran oportunidad para hacer la "Buena Acción" y como buen 
Scout detuve el tráfico, me dispuse a rescatar al perro herido y ponerlo a 
salvo para entablillarle las patas. Yo nunca había entablillado a nadie pero  el "Manual Scout" decía cómo hacerlo. Con mucho amor y entrega me acerqué, lo agarré pero me clavó los dientes en las manos. 
Inmediatamente me llevaron a la Sanidad y me inyectaron contra la rabia, aunque la rabia por la mordida no se me quitó con la vacuna.

Durante mucho tiempo no entendí por qué el perro me había mordido si 
yo sólo quería salvarlo y no hacerle daño, no sé qué pasó y no me lo pude explicar. Yo quería ser su amigo, es más, pensaba curarlo, bañarlo, 
dejarlo para mí y cuidarlo mucho. Esta fue la primera decepción que sufrí  por intentar hacer el bien, no lo comprendí. Que alguien haga daño al que lo maltrata es tolerable, pero que trate mal a quien lo quiera ayudar no es  aceptable.

Pasaron muchos años hasta que vi claro que el perro no me mordió, 
quien me mordió fue su herida; ahora si lo entiendo perfectamente. 
Cuando alguien está mal, no tiene paz, está herido del alma y si recibe 
amor o buen trato: ¡Muerde! Pero él no hunde sus dientes, es su herida la  que los clava.
Comprende el malestar de las personas que te rodean. Cuando alguien te grita, te ofende, te critica o te hace daño no lo hace porque te quiere mal sino porque está herido, está herido del alma, se siente mal o algo malo  está pasando por su vida. No te defiendas ni lo critiques, más bien 
compréndelo, acéptalo y ayúdalo. Ahora lo entiendo.

Salmos 147:3 " El sana a los quebrantados de corazón, Y liga sus 
heridas."
Capellana Ximena Pacheco León

]]>
<![CDATA[El Faro]]>Mon, 05 Oct 2015 15:48:08 GMThttp://hogarlagranja.weebly.com/devocional/el-faroUn capitán y su tripulación viajaban en medio de una terrible tormenta
durante una oscura noche y luego de varios días en altamar.
El pequeño barco era golpeado insistentemente por las olas y el viento, y 
se mecía casi hasta volcarse mientras toda la estructura crujía y se 
retorcía hasta que parecía despedazarse. Habían perdido los 
instrumentos y no sabían ni si quiera donde se encontraban.
En medio de todo esto el capitán no hacía más que gritar y maldecir, 
gritando a Dios y reprochándole todo lo que pasaba y que habían sido 
abandonados por Él. Tomado firmemente del timón en la proa gritaba a 
los truenos, los relámpagos y el cielo al saberse perdido.
En ese momento, un marinero dejó su puesto y corrió donde el capitán 
quien le reprendió fuertemente en medio de la tormenta y la lluvia.
- "Por qué dejas tu puesto! Podemos perder el mástil", le gritó el Capitán.
A lo que el marinero contesta:
- "Lo sé señor! Pero hace más de 10 minutos se dislumbra la luz del faro 
del puerto!!! Pero usted no la ha visto por estar gritando."
Cuantas veces no vemos la ayuda de Dios por quejarnos constantemente 
de todo lo que tenemos. No hacemos más que rechazar todo lo que 
tenemos.

Tal vez Dios no te de una vida sin tormentas, pero puede estar seguro de 
que siempre, en medio de la más cruel y feroz tormenta que puedas 
imaginar, El estará presente con su luz mostrándote el camino y 
recordándote que se encuentra siempre a tu lado.

Juan 8:12 “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”.
​Capellana Ximena Pacheco]]>
<![CDATA[naranjas al personal]]>Mon, 28 Sep 2015 18:15:12 GMThttp://hogarlagranja.weebly.com/devocional/naranjas-al-personal
Juan trabajaba en una empresa hace dos años. Siempre fue muy serio, dedicado y cumplidor de sus obligaciones.
 
Llegaba puntual y estaba orgulloso de que en 2 años nunca recibió una amonestación, Cierto día buscó al Gerente para hacerle un reclamo:
- Señor, trabajo en la empresa hace dos años con bastante esmero y estoy a gusto con mi puesto, pero siento que he sido postergado. Mire; Fernando ingresó a un puesto igual al mío hace sólo 6 meses y ya ha sido promovido a Supervisor.
- ¡Uhmm!-mostrando preocupación- le dice. Mientras resolvemos esto, quisiera pedirte que me ayudes a resolver un problema. Quiero dar fruta al personal para la sobremesa del almuerzo de hoy. En la bodega de la esquina venden fruta. Por favor, averigua si tienen naranjas.
Juan se esmeró en cumplir con el encargo y en 5 minutos estaba de vuelta.
- Bueno Juan, qué averiguaste?
- Señor, tienen naranjas para la venta.
- ¿Y cuánto cuestan?- ¡Ah!…………… No pregunté por eso.
- Ok, ¿pero viste si tenían suficientes naranjas para todo el personal?
(preguntaba serio).
- Tampoco pregunté por eso señor.
- ¿Hay alguna fruta que pueda sustituir la naranja?
- No sé señor, pero creo…
- Bueno, siéntate un momento.
 
El Gerente tomó el teléfono y mandó llamar a Fernando. Cuando se presentó, le dio las mismas instrucciones que le diera a Juan y en 10 minutos estaba de vuelta. Cuando retornó el Gerente pregunta:
- Bien Fernando, qué noticias me tienes?
- Señor, tienen naranjas, lo suficiente para atender a todo el personal, y si
prefiere también tienen plátano, papaya, melón y mango. La naranja está a 1,5 pesos el kilo, el plátano a 2,2 la mano, el mango a 0,9 el kilo, la papaya y el melón a 2,8 pesos el kilo. Me dicen que si la compra es por cantidad, nos darán un descuento de 8%.
- He dejado separada la naranja pero si usted escoge otra fruta debo
regresar para confirmar el pedido.
- Muchas gracias Fernando, pero espera un momento.
- Se dirige a Juan, que aún seguía esperando estupefacto y le dice:
- Juan, qué me decías?
- Nada señor, eso es todo, muchísimas gracias, con su permiso.
Y tu… ¿haz hecho hoy tu mejor esfuerzo?
 
Por eso, haz tu mejor esfuerzo, aún con las tareas más sencillas, ya que de otra forma nadie nos confiará tareas de mayor importancia.
 
Col.3:23-24 "Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís."
Capellana Ximena Pacheco León
]]>
<![CDATA[El barbero]]>Tue, 15 Sep 2015 03:54:07 GMThttp://hogarlagranja.weebly.com/devocional/el-barberoUn hombre fue a una barbería a cortarse el cabello y recortarse la barba, como de costumbre.
 
En estos casos entabló una amena conversación con la persona que le atendía. Hablaban de tantas cosas y tocaron muchos temas.
De pronto, tocaron el, tema de Dios.

El barbero dijo:

Fíjese caballero que yo no creo que Dios exista, como usted dice.
- Pero, por qué dice usted eso? – pregunta el cliente.

Pues es muy fácil, basta con salir a la calle para darse cuenta de que Dios no existe. O…dígame, acaso si Dios existiera, habría tantos enfermos? Habría niños abandonados? Si Dios existiera, no habría sufrimiento ni tanto dolor para la humanidad. Yo no puedo pensar que exista un Dios que permita todas estas cosas.

El cliente se quedó pensando un momento, pero no quiso responder para evitar una discusión.

El barbero termino su trabajo y el cliente salió del negocio.
Recién abandonaba la barbería, vio en la calle a un hombre con la barba y el cabello largo; al parecer hacía mucho tiempo que no se lo cortaba y se veía muy desarreglado.

Entonces entró de nuevo a la barbería y le dijo al barbero.
- Sabe una cosa? Los barberos no existen.

- ¿Cómo que no existen? -pregunta el barbero-.

Si aquí estoy yo y soy barbero. – No! -dijo el cliente-, no existen, porque si existieran no habría personas con el pelo y la barba tan larga como la de ese hombre que va por la calle.

- Ah, los barberos si existen, lo que pasa es que esas personas no vienen hacia mi.

- Exacto! -dijo el cliente-.

Ese es el punto. Dios si existe, lo que pasa es que las personas no van hacia él y no le buscan, por eso hay tanto dolor y miseria.

 
Juan 14:6 "Jesús le dice: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino por mí."
Capellana Ximena Pacheco León
]]>
<![CDATA[Los tres leones]]>Tue, 11 Aug 2015 03:53:10 GMThttp://hogarlagranja.weebly.com/devocional/los-tres-leonesEn una selva vivían tres leones. Un día el mono, el representante electo por los animales, convocó a una reunión para pedirles una toma de decisión.

Todos nosotros-dijo el mono- sabemos que el león es el rey de los animales, pero tenemos una gran confusión: En la selva existen tres leones y los tres son muy fuertes. ¿A cuál de ellos debemos rendir obediencia? ¿Cuál de ellos deberá ser nuestro Rey?

Los leones supieron de la reunión y comentaron entre sí:-Es verdad, la preocupación de los animales tiene mucho sentido. Una selva no puede tener tres reyes. Luchar entre nosotros no queremos ya que somos muy amigos…

Necesitamos saber cuál será el elegido, pero, ¿Cómo descubrirlo?

 Otra vez los animales se reunieron y después de mucho deliberar, les comunicaron a los tres leones la decisión tomada:

-Encontramos una solución muy simple para el problema, y decidimos que ustedes tres van a escalar la Montaña Difícil. El que llegue primero a la cima será consagrado nuestro Rey.

La Montaña Difícil era la más alta de toda la selva. El desafío fue aceptado y todos los animales se reunieron para asistir a la gran escalada.

El primer león intentó escalar y no pudo llegar. El segundo empezó con todas las ganas, pero, también fue derrotado. El tercer león tampoco lo pudo conseguir y bajó derrotado.

Los animales estaban impacientes y curiosos; si los tres fueron derrotados, ¿Cómo elegirían un rey?

En este momento, un águila, grande en edad y en sabiduría, pidió la palabra:

-¡Yo sé quién debe ser el rey! Todos los animales hicieron silencio y la miraron con gran expectativa.

-¿Cómo?, preguntaron todos.

-Es simple… dijo el águila. Yo estaba volando bien cerca de ellos y cuando volvían derrotados en su escalada por la Montaña Difícil escuché lo que cada uno dijo a la Montaña.

El primer león dijo: – ¡Montaña, me has vencido!

El segundo león dijo: – ¡Montaña, me has vencido!

El tercer león dijo: – ¡Montaña, me has vencido, por ahora! Pero ya llegaste a tu tamaño final y yo todavía estoy creciendo.

La diferencia, completó el águila, es que el tercer león tuvo una actitud de vencedor

Cuando sintió la derrota en aquel momento.

Los animales aplaudieron entusiasmadamente al tercer león que fue coronado El Rey de los Animales.

No tiene mucha importancia el tamaño de las dificultades o situaciones que tengas. Tus problemas, por lo menos la mayor parte de las veces, ya llegaron al nivel máximo, pero no tú.

Tú todavía estás creciendo y el Señor en ti es más grande que todos tus problemas juntos.
Todavía no llegaste al límite de tu potencial y de tu excelencia.

La Montaña de las Dificultades tiene un tamaño fijo, limitado.

¡Tú todavía estás creciendo!

Salmos 63:8 "Está mi alma apegada a ti: Tu diestra me ha sostenido"
Capellana Ximena Pacheco León
]]>